En mayo 15 de 1963, se realizó el último vuelo del proyecto Mercurio, el primero de los Estados Unidos para enviar hombres al espacio. A diferencia del primer vuelo de Alan Shepard el 5 de mayo de 1961 en que sólo se “asomó” al espacio por 15 minutos, en el Mercurio 7 el astronauta Gordon Cooper estableció el record de permanencia en el espacio con 34 horas 20 minutos orbitando la Tierra en 22 ocasiones. Este viaje habría de cerrar el proyecto Mercurio y dar paso al siguiente programa llamado Géminis para dos astronautas, que serían los preparativos para el posterior proyecto Apolo que llevaría seres humanos a la superficie de la Luna.