Hoy se cumplen 221 años de que el astrónomo inglés William Herschel, descubrió al satélite natural de Saturno Encéladus. Orbita en sólo 33 horas a Saturno a una distancia de casi 238,000 kilómetros y no es muy grande, con un diámetro de 498 km. En comparación la Luna tiene un diámetro de 3474 kilómetros, casi siete veces mayor que Encéladus. Poco se sabía de Encéladus hasta los sobrevuelos de las naves Voyager, pero realmente la sonda automática que más a aportado al conocimiento de este satélite es Cassini, que se encuentra en órbita de Saturno. El descubrimiento más especial ocurrió el año 2006, cuando Cassini registró en sus imágenes chorros de materia hasta de 130 km de altura. El análisis de estos chorros mostró que era agua, en algo parecido a los geisers en la Tierra.