Esta página está de luto… Adiós Antonio Sánchez Ibarra

17
48

¿Qué ocurriría si se apagara el Sol ahora?

Hoy, en la primeras horas de este domingo, falleció Antonio Sánchez Ibarra, el astrónomo solar más reconocido en México; Premio Nacional de Divulgación de la Ciencia (2000); Astrónomo de innumerables logros y ejemplo de muchos; cálido en su trato, comprometido con su misión de divulgador; amante de la música, pero sobre todo un ser humano excepcional. Eso creemos los que lo conocimos.

Los amigos de Antonio en Monterrey, la Sociedad Astronómica del Planetario Alfa, nos solidarizamos con el pesar de esta sensible pérdida. Un abrazo para la familia…

Su biografía en este link>>

17 Comentarios

  1. Imposible encontrar palabras para describir la pérdida de quienes conocimos a Antonio. Extraordinaria persona y divulgador con una energía fuera de lo común. ¡Qué tristeza!

  2. La astronomía en Baja California Sur está de luto, y en todo el país…
    Dios (es decir, polvo de estrellas) nos hace, y solos nos juntamos. Reza un dicho popular. Aprendimos de Antonio, el método. Eso es todo. Gracias infinitas.
    Su ejemplo de tenacidad, imaginación, creatividad, desde la pobreza de recursos y cultura, por ejemplo, sirvió para que el Campamento astronómico en La Matanza, Baja California Sur, preparado desde un congreso en 1989 en Hermosillo, fuera el mejor de todos los que se hicieron para la observación y el registro del Eclipse Total de Sol del 11 de julio de 1991.
    De ahí salió un Congreso de astronomía solar en La Paz; único en México. ¿Con cuántos recursos? La fórmula de Antonio Sánchez: se hace todo, y solamente todo, con lo que se tenga a disposición.
    La astronomía al máximo, desde la pobreza.
    Todavía no logramos los planetarios pobres para pobres, pero están a punto. Se los aseguro.
    Antonio no lo verá, pero la constelación de planetarios en Sonora que él soñó se tiene que completar, porque todo es todo, y mientras no se complete esa constelación no vamos a completar la de Baja California Sur, ni la de Nayarit, ni la de Juchitán, ni…
    ¿Se acuerdan del proyecto de Antonio del Observamovil? Ya existe, recorrió la península de Baja California, parte pequeña de Sonora y la costa suroeste de la república, tripulada por Los Cometas (Mary y Enoc), no conocieron a Antonio Sánchez pero pusieron en práctica su idea. Además se hizo una película “El viaje del Cometa”.
    La tristeza de esta mañana es enorme.
    Desde hoy se nos duplica el trabajo amoroso de la astronomía en México.
    La tristeza de esta mañana es enorme…

    Pepe Farah

  3. Gracias Antonio, por haber creído en nosotros, por haber créido en este sueño de llevar a la gente lo que tu y nosotros amamos tanto. En verdad te vamos a extrañar y cada día que salga el sol como símbolo del compromiso que tu mismo nos enseñaste, sacaremos fuerzas para continuar… aunque el corazón duela profundamente por tu partida.

  4. Inigualable su sencillez, generosidad y la manera tan maravillosa de nos hacia navegar hacia el fantástico mundo de la astronomía.
    Te extrañaremos!!

  5. A Antonio lo conocí dos años antes del eclipse total de sol de 1991 en la ciudad de La Paz, Baja California Sur. Ejemplar amigo, su método de observación que nos legó es importante para quienes nos dedicamos de una manera o de otra a la astronomía. Adios Antonio.

  6. In Memoriam—Antonio Sánchez Ibarra

    El universo entero ya lo cubre:
    misterios que buscó se le desvelan,
    estrellas sonriendo se los revelan
    alguna poseyendo ya su nombre…
    Cuando habiendo alcanzado ya la cumbre
    del saber, el corazón le congelan,
    desconocidas substancias le hielan
    la vida, llenando de pesadumbre.
    Al sol directamente él se dirige,
    su espíritu cual átomo viajero
    raudo, sin que velocidad le fije
    constante ninguna; en consejero
    se convierte debido a que se elige
    a sí mismo del saber mensajero.

    13 de septiembre de 2009
    Rosie Hernández Sánchez

  7. Dedicado al buen amigo Antonio

    SOL DE MONTERREY
    Alfonso Reyes

    No cabe duda: de niño
    a mí me seguía el sol.
    Andaba detrás de mí
    como perrito faldero;
    despeinado y dulce,
    claro y amarillo:
    ese sol con sueño
    que sigue a los niños

    Saltaba de patio en patio,
    se revolcaba en mi alcoba.
    Aun creo que algunas veces
    lo espantaban con la escoba.
    Y a la mañana siguiente,
    ya estaba otra vez conmigo,
    despeinado y dulce,
    claro y amarillo:
    ese sol con sueño
    que sigue a los niños

    (El fuego de mayo
    me armó caballero:
    yo era el Niño Andante,
    y el sol, mi escudero.)

    Todo el cielo era de añil;
    toda la casa de oro.
    ¡Cuánto sol se me metía
    por los ojos!
    Mar adentro de la frente,
    a donde quiera que voy,
    aunque haya nubes cerradas,
    ¡oh cuánto me pesa el sol!
    ¡Oh cuánto me duele, adentro,
    esa cisterna de sol
    que viaja conmigo!

    Yo no conocí en mi infancia
    sombra, sino resolana.-
    Cada ventana era sol,
    cada cuarto eran ventanas.

    Los corredores tendían
    arcos de luz por la casa.
    En los árboles ardían
    las ascuas de las naranjas,
    y la huerta en la lumbre viva
    se doraba.
    Los pavos reales eran
    parientes del sol. La garza
    empezaba a llamear
    a cada paso que daba.

    Y a mí el sol me desvestía
    para pegarse conmigo,
    despeinado y dulce,
    claro y amarillo:
    ese sol con sueño
    que sigue a los niños.

    Cuando salí de mi casa
    con mi bastón y mi hato,
    le dije a mi corazón:
    -¡Ya llevas sol para rato!-
    Ese tesoro – y no se acaba:
    no se me acaba – y lo gasto.
    Traigo tanto sol adentro
    que ya tanto sol me cansa.-
    Yo no conocí en mi infancia
    sombra, sino resolana.

  8. A tu memoria y calidéz humana, a tus logros con la sencilles de dignidad, coraje, empeño, dedicación y entusiasta entrega a la Astronomiía, algo que desde niño, según tu me contaste,, llevaste en la sangre; también por las aventuras y vicisitudes en tu andar por la burocrácia y que algo me tocó compartir, ¡que poco te entendieron,,! pero es problema de “ellos” Tu, ya salvaste con exelencia el tiempo que determina nuestra existencia, porque sigues existiendo en nuestras memorias,, Antonio Sánchez Ibarra..Desde Vallarta a todos en Tu familia Un abrazo fraterno.-Pedro Orozco

  9. Excepcional persona el Prof. Jesús Antonio Sánchez Ibarra gratos recuerdos cuando vino al Museo del Desierto en Saltillo a hablarnos sobre la cohetería en México…nos deja sus obras y su ejemplo inspirador…hasta luego Maestro.

  10. poco puedo decir acerca de lo que era este señor, pero lo poco que vi, entre eso una entrevista a Ann Druyan, nos dejo ver que era una persona reconocida enb su campo, asi es la vida

  11. Amigo Antonio:

    Del Universo llegamos a “LA CUNA DE LA VIDA”….*

    El Universo fué nuestra afinidad y el mundo que admiramos.

    El Universo nos reunirá en un futuro eterno.

    *(Como llamaba a nuestro planeta Konstantín Eduárdovich Tsiolkovski)

    Enoc y Mary….Los Cometas.

  12. Colombia tambien esta de luto por la muerte de este ser excepcional, es mucho lo que le debemos a Antonio.

    Aun no nos recuperamos de la noticia, solo queda dar nuevamente las gracias por su generosidad.

    Jorge Ruiz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here