Guía rápida de observación astronómica

1
48

¡Bienvenidos a la cacería celeste!

Estás a punto de iniciar una aventura en las profundidades de la selva astronómica.  Te lo advierto, es un ambiente hostil, donde encontraremos que hay galaxias que se engullen unas a otras, estrellas que son destrozadas por explosiones catastróficas y nebulosas de gas que son erosionadas por devastadores torrentes de radiación ultravioleta.  Sin embargo, esta cacería nos puede llevar también al tierno capullo donde una estrella recién nacida empieza a emitir sus primeros rayos de luz.

  1. Ver catálogo Messier  Población de galaxias Efemérides 2008, por Saúl Grijalva Guía rápida de cartas estelares, Universidad de Sonora 

Para poder observar todo, esto es difícil encontrar un escondite apropiado. Generalmente estarás expuesto a las inclemencias de un frío intimidante y a un horario que atenderá contra el sentido común. Por si fuera poco, la “fauna” celeste prefiere los lugares muy oscuros y frecuentemente pasa desapercibida por el camuflaje de su débil luz.

A pesar de todo, aquellos pocos que tengan el ánimo y la paciencia para emprender este difícil camino, tendrán la oportunidad de contemplar con sus propios ojos el lejano fulgor de astros perdidos en el espacio y recibir la satisfacción de “participar” en este fantástico mecanismo universal.

Aquellos que no se den por satisfechos con observar estas bellezas de la naturaleza y deseen llevarse un trofeo para exhibirlo en su casa y a sus amigos deberán llevarse un trofeo para exhibirlo en su casa o a sus amigos deberán tomar en cuenta que las oportunidades de obtener una pieza sin dañar su aspecto son casi imposibles.  No importa que tan equipado este el cazador celeste, la mayoría de las veces disparará en vano, pues las presas están siempre en movimiento.  Si te interesa este aspecto de la cacería celeste, busca la sección de Astrofotografía.

CONTENIDO
Listado de verificación
Recomendaciones

LISTA DE VERIFICACION
• Telescopio y/o binoculares
• Oculares
• Filtros y accesorios
• Mapas celestes
• Linternas con filtro rojo
• Pilas adicionales
• Café u otra bebida no alcohólica
• Alimentos (no grasosos)
• Caja de herramientas
• Cámara Fotográfica
• Película
• Tripié y cable disparador
• Accesorios de fotografía
• Hojas de registro
• Lápiz, Borrador, Lapicero
• Medicamento: Picaduras, Alergias, dolor de cabeza
• Papel higiénico
• Estuche de primeros auxilios
• Repelente de insectos
• Gabardina o rompevientos
• Guantes / Bufanda
• Gorra / Cachucha
• Bolsa de dormir
• Cobertores
• Calzado apropiado
• Gotas para los ojos
• Reloj ajustado con precisión
• Programa de observación
• Sillas y Mesa Plegadiza
• Radiograbadora
• Lentes
• Bolsa para la basura
• Identificación
• Agua
• Llanta de refacción
• Llave del carro (adicional) Guardada en la cartera
• Parche óptico
• Tienda de campaña
• Franela de algodón 10 x 10 cms
• Franela negra 90 x 90 cms
• Secadora de pelo
• Acrílico transparente 40 x 40 cms. 3 mm esp.
• Otros

RECOMENDACIONES GENERALES
Las siguientes recomendaciones no pretenden ser una ley, pero están basadas en la experiencia y serán muy útiles para el máximo aprovechamiento de tus observaciones astronómicas.

Si planeas realizar tu observación en una propiedad privada, ponte de acuerdo previamente con el propietario.  Te recibirá con gusto.  Enséñale tu planisferio celeste e invítalo a ver la Luna a través del Telescopio (por ej.)

La Luna y los planetas son fácilmente apreciables en cualquier lugar, pero si quieres ver la vía láctea y objetos tenues como nebulosas, cúmulos y galaxias procura una noche sin luna, y lejos de la contaminación de luz, polvo y humo de la ciudad. El campo y los lugares altos son excelentes puntos de observación.
Escoge el lugar de observación a la luz del día. (Una vez amanecimos en medio de un basurero) Ya en la noche tendrás oportunidad de juzgar las condiciones de iluminación.

Revisa bien el lugar antes de instalarte. (en una ocasión un amigo tuvo la puntería de sentarse sobre un hormiguero). Usa una linterna con luz blanca.

Si vas al campo, abrígate bien.  La ropa de lana es buena para enfrentar el frío.  La ropa de algodón no es recomendable.  Evita encender una fogata. El humo lastima los ojos y se puede acumular una nube opaca a tu alrededor.

Si la fogata es indispensable, tendrá que encenderse lejos del telescopio y su llama no debe ser visible desde el punto de observación. Observa en qué dirección sopla el viento.

Lleva contigo todos los mapas necesarios. Es muy recomendable llevar 2 mesas portátiles: una para alimentos y bebidas y otra para los mapas, oculares y accesorios, separa las mesas lo suficiente  para que no haya confusión. (Existe un misterioso magnetismo entre el café y los mapas).

Procura salir acompañado de alguien, es más ameno y seguro.
Es útil portar una identificación, por si recibes la visita de alguna autoridad o propietario celoso.
Lleva un registro escrito o grabado de tus observaciones. Fecha, lugar, hora, bocetos, etc. Es muy cómodo grabar tus comentarios en cinta de audio y luego pasarlos por escrito al día siguiente y te permite acentuar las características del boceto.

Que tu visita al campo sea sin prisas. Es más productiva una sola noche de sol a sol que salidas fugaces de dos o tres horas.

Un poco de café y galletas o bocadillos te reanimarán a la medianoche. Evita alimentos que dejen tus dedos cubiertos de grasa. Lleva agua contigo.

La condensación de humedad (rocío) suele ser desalentadora, pues llega a cubrir la óptica del telescopio, los libros, mapas y cualquier cosa que esté expuesta a la intemperie. Protege tus libros y mapas con un delgado acrílico transparente. Así podrás consultarlos y el rocío no les hará daño.

Puedes retardar que el rocío se deposite sobre los lentes  del telescopio mediante un capuchón que se extienda una distancia similar al diámetro del telescopio.

Si ya es muy tarde y el telescopio está mojado, no procures secar las superficies ópticas con tela o pape, pues sólo conseguimos lastimar los recubrimientos  ópticos. En todo caso, una secadora de pelo es ideal para evaporar el rocío.

Al terminar, no olvides dejar el lugar limpio. Recoge toda la basura que se haya generado en tu visita al campo.

LOS SECRETOS DE LA VISION NOCTURNA
La herramienta más valiosa para nuestras observaciones son nuestros ojos.  Son unos órganos altamente especializados y versátiles. Prácticamente, la retina es una extensión de nuestro cerebro capaz de analizar tanto la luz diurna como la de objetos opacos por un factor de 30,000. Por tal motivo, debemos dedicarles especial atención.

Es recomendable no exponerse a los intensos rayos del sol un par de días antes de la observación. Protege tus ojos con gafas que tengan filtro UV. (Ultravioleta).

Acostumbra tus ojos a la oscuridad total cuando menos 30 minutos antes de empezar a observar. En unos segundos tus pupilas se dilatarán al máximo, después una sustancia llamada rodopsina se irá acumulando lentamente en tus retinas  aumentando progresivamente tu capacidad de ver en condiciones de poca luz.

ADVERTENCIA.- Una sola mirada a la llama de un cerillo es capaz de arruinar el efecto acumulado de la rodopsina.  La rodopsina desaparece ante la menor provocación de luz. En tal caso, tendrás que readaptar nuevamente tus ojos a la obscuridad.  No mires hacia ningún objeto brillante. Evita el alcohol y la nicotina. Estas substancias reduce el flujo sanguíneo a nuestros ojos, reduciendo nuestra capacidad para detectar detalles sutiles.  No contengas la respiración al observar.

Lleva contigo una linterna densamente filtrada con papel celofán rojo.  También puedes pintar la fuente de luz con esmalte de uñas color rojo.  Los LEDS son fuentes de iluminación ideales para observación nocturna. ( no afectan a la rodopsina).

Si observas con telescopio, utiliza el ojo con visión más aguda y protégelo de la luz con un parche obscuro.  El otro ojo de menor agudeza, puedes usarlo para consultar los mapas y leer.

Si el objeto a observar es extremadamente tenue, procura exponer tu ojo a su luz por mas de 6 segundos permaneciendo completamente inmóvil.  La acumulación de tiempo favorece a algunas personas.

En la obscuridad el ojo humano tiene dificultad para detectar detalles pequeños, pero si ampliamos la imagen del objeto lo suficiente, entonces nuestra vista reaccionara sin importar la débil luz del objeto observado.  Por tanto si tienes dificultad para detectar un objeto tenue, intenta cambiando el ocular por uno de mayor aumento.

¿Has visto como los fotógrafos de antaño se ocultaban bajo una manta negra detrás de las cámaras?, si haces lo mismo al observar por telescopio evitaras que haya fugas de luz que te distraigan.  Se ve gracioso, pero funciona de maravilla.

Cuando el objeto parece eludir tu detección y es prácticamente invisible, procura centrarlo en el ocular y luego barre con tu mirada el perímetro del campo sin mirar fijamente al centro, solo de reojo.  Es como ponerse a leer una por una las doce horas de un reloj. La visión indirecta o periférica es muy sensible a los objetos de luz débil.

Otro secreto para detectar objetos “Invisible” consiste en que, una vez centrado el objeto, se proceda a mecer sutilmente el telescopio (de norte a sur o de oriente a poniente) sin que el objeto salga del campo. nuestros ojos son muy sensibles al movimiento y tan pronto nuestra víctima se mueva, saltara a la vista.
Acerca tu ojo al ocular lo suficiente para ver bien, sin tocar el telescopio. Si usas lentes, te los puedes quitar y enfocar a tu vista. (a menos que tengas un astigmatismo muy severo).

Busca el enfoque perfecto para cada ocular.  Si una estrella se ve “Gorda” o con un hoyo en el centro es porque está desenfocada.

SI OBSERVAS CON TELESCOPIO
Los objetos representados en el planisferio celeste están al alcance del más modesto telescopio  (60 mm) o de la fotografía más sencilla.  (cámara montada).  Procura que los oculares de tu telescopio sean de cristal y no de plástico.  De ser posible, consigue un buscador 6 x 30 para tu telescopio.  Generalmente, éstos son de 5 x 24.- insuficientes para una observación seria.

Evita los días con mucho viento. Si lo hay, tendrás que encontrar un lugar donde el telescopio no esté expuesto no esté expuesto a él. Es muy frustante tratar de ver algo si la imagen es sacudida violentamente. 

Los telescopios son muy sensibles al contacto, un desplazamiento de un milímetro aquí en tierra y la imagen parecerá trasladarse varios millones de Kms.

La atmósfera debe estar quieta. Si las estrellas parpadean, es signo de turbulencia. No podrás ver objetos muy pequeños, ni detalles planetarios. La turbulencia te limitará  a usar los oculares de poco y mediano aumento (60 a 25 mm)

El calor retenido por el pavimento, los techos y las chimeneas genera una zona de turbulencia que deteriora las condiciones de observación.  Aléjate lo más que puedas de ellas.  Los prados sembrados de pasto son ideales.

Preferentemente observa los objetos celestes cuando estén sobre tu cabeza y no cerca del horizonte.  La capa de aire con polvo, humo y turbulencia es más delgada sobre ti que hacia tus lados.

Si el telescopio es muy ligero, añade peso al tripié. Si hay una charola entre las patas del mismo, coloca ahí un peso de 3 a 5 Kg.  Ten cuidado, no te tropieces con las patas del tripié.

Asegura con fuerza los tornillos y articulaciones del tripié para que el telescopio permanezca sólido y no rebote cada vez que la toques. No esperes ver las nebulosas y galaxias a colores. Sólo se ven así en fotografía.  En el telescopio se verán tenuemente grises o blancos.

Observa progresivamente con aumentos mayores.  Usa primero los oculares de poco poder  (60 a 40 mm) y luego, gradualmente cambia a oculares de mayor aumento: mediano ( 30-20mm )  y alto (15 a 5 mm). Si hay turbulencia, no te excedas de 180 – 200 x.

Si eliminas el uso diagonal, notarás una mejoría en el contraste y la nitidez de la imagen.
Mantén limpio tu telescopio. No toques los cristales con tus dedos ni los frotes con a tela de tu camisa o con un pañuelo.

Las servilletas o pañuelos faciales lastiman los recubrimientos.  Si quieres limpiar una superficie óptica, utiliza una franela 100% algodón y un poco de vaho.  Si tiene polvo, éste se debe retirar con una brocha de pelo natural antes de usar la franela.  No talles la franela con fuerza.

La solución limpiadora ideal se logra mezclando un 60% de agua destilada con un 40% de alcohol isopropil.  Es útil para disipar manchas causadas por huellas digitales.

Para conocer los aumentos que el telescopio te da divide la longitud focal del telescopio entre la longitud focal del ocular.  Ejemplo: 800/25 = 32x.  Es decir, el aspecto el objeto observado es similar a haber reducido la distancia 32 veces.

Si no encuentras la nebulosa, cúmulo o galaxia que estás buscando ¡No te desesperes! No todos los objetos  se aprecian la primera vez que los buscamos.  Si entrenas tus ojos para ver objetos cada vez más sutiles, verás como te conviertes en un experto observador.  casi todos los objetos celestes son débiles, borrosos y escurridizos. ¿Has visto cómo examinan los radiólogos una radiografía? Parecen ver todo de la nada.  Así también tu, con tiempo, práctica, paciencia y experiencia perfeccionarás el sutil arte de la observación astronómica.

¡QUE TENGAS UNA NOCHE DESPEJADA BAJO LAS ESTRELLAS!
No olvides tomar nota.

Es importante que te concedas un par de minutos para describir -cronológicamente- las situaciones que se presenten durante tu observación así como las condiciones de la misma -sea satisfactorio o frustrante- Por citar unos ejemplos menciona.

• El repentino paso de una estrella fugaz.  Anota la hora, la longitud, el color,  donde se origino y donde terminó.
• Si estás de buen humor o irritado, y los motivos.
• Si te sientes cansado, o te puedes seguir desvelando.
• El susto que te pega un burro que rebuzna a tus espaldas y que llegó sin avisar (es una experiencia escalofriante)
• Si estás observando los objetos con una claridad excepcional ó si tienes alguna dificultad en particular.
• Si es la mejor noche de tu vida.
• Cuantos satélites artificiales has visto pasar.
• Si te visitó un OVNI.. o un helicóptero en un operativo presuntamente antinarcótico (¡Espeluznante! No serías el primero en recibir tan distinguida visita ).
• Cuantos y quienes te acompañan.. ¿Se quedo alguno dormido?.
• A que hora empezaste  a observar y a qué hora terminaste. ¿Tomaste algún descanso?.
• ¿Realizaste alguna práctica de fotografía, grabación o medición?.
• Si hubo nubes, viento, polvo, rocío, bruma, lluvia, nieve, etc.
• Si te acompañó algún bicho (Juro que no sé a que hora se me subió la tarántula al brazo ¡Brr! )

Al tomar nota de todas estas singularidades, podrás verificar después la influencia que tienen sobre la calidad de tus observaciones, y se convertirán en un disparador que despierte -posteriormente- una cascada de recuerdos de tus noches bajo la bóveda celeste.  Por si fuera poco, algunos datos son útiles para dar validez científica a tus observaciones , Así que ¡toma nota!.

TECNICAS ESPECIALES

COMO OBSERVAR MARAVILLAS EN UNA (APARENTEMENTE) INSIPIDA MANCHA ¿Te has dado cuenta que es más fácil ver una película que tratar de describirla con lujo de detalle? Esto es porque para describir apropiadamente un objeto es necesario ser un observador más agudo.  Si te planteas las preguntas apropiadas para describir o dibujar un objeto, será más fácil encontrar características que de otro modo pasarían desapercibidas.

Lo que ves a través del ocular de tu telescopio...
¿Es un sólo objeto, un conjunto de varios, hay objetos menores que parezcan merodear alrededor del cuerpo principal?
Si son varios…
¿Se intersectan entre sí, se trasladan, dan impresión de profundidad, existe algún puente o contacto entre ellos?.
La forma del objeto es…
“¿redonda, una elipse, poligonal, irregular (tiene “patas”), alargada?
Los bordes o límites del objeto…
¿Se desvanecen gradualmente, presentan cortes definidos, son uniformes o moteados, tiene los lados planos, curvos o difusos?
La iluminación del objeto…
¿… es uniforme, está salpicada, domina en el centro, se concentra como un punto, se intensifica en un extremo (o varios), tiene alguna forma singular, está interrumpida por manchas  negras?
El tamaño del objeto… (Haciendo referencia a los aumentos)
¿… abarca todo el campo, la mitad, es pequeñito?
Las estrellas que acompañan al objeto…
¿… de que color son, muchas, son pocas, se pueden contar, hay alguna brillante en particular, son muy débiles, forman algún patrón regular (triángulos, rombos, pentágonos, figuras), están distribuidos uniformemente, forman parejitas, alguna es doble, alguna es variable se traslapan sobre el objeto, cuantas se traslapan, etc.?

TUS BOCETOS
Como dibujar tus observaciones

El objetivo de dibujar los objetos que vemos a través del telescopio no es convertirnos en unos maestros de arte, si no en mejorar nuestra capacidad de análisis y registrar información valiosa en un documento. El dibujo debe ser una representación fiel de lo que ves en el ocular.  Eso no quiere decir que tus trazos sean impecables.  Lo que debe quedar claro es que no se vale exagerar ni añadir estrellas o efectos dramáticos que se alejen de la realidad.  No te bases en una fotografía, eso sólo provocaría un dibujo tendencioso.

MATERIALES
Papel blanco. Traza uno o varios círculos de 5 a 8 cms de diámetro.  Cada círculo representará el campo visual del ocular.
Lápices de distintas durezas (Yo prefiero un lapicero con puntilla HB)
Un borrador limpio.  Los de cilindro y portaborrador son buenos.
Un  exacto (navaja) te permitirá hacer cortes agudos en  el borrador cuando necesites borrar detalles finos.  Ten cuidado al operar la navaja en la obscuridad, no la dejes expuesta.
• Una lámina de apoyo con pinza. Esto evitará que el viento te fastidie.
• Anota en la misma hoja los siguientes datos:
• Fecha (Día, Mes, Año).
• Hora (Local y Universal)
• Ubicación del observador
• Duración del trazo
• Nombre del dibujante
• Magnitud límite visual
• Equipo utilizado y accesorios
• Ocular utilizado / filtros.
• Calidad de la atmósfera
• Nombre del objeto
• Tipo de objeto
• Ubicación. (Constelación / coordenadas)
Los dibujos de la Luna y los planetas serán positivos, en blanco y negro. Conforme vayas mejorando, intenta el uso de color.
Un dibujo de Marte no debe tardar más de 40 minutos, pues su rotación altera su aspecto.  Un dibujo de Júpiter no debe exceder 10 minutos, porque rota mucho más rápido.

Los dibujos de Cielo Profundo (nebulosas, cúmulos, y galaxias) serán negativos, es decir, las estrellas se representan como puntitos oscuros y las manchas de luz, como manchas opacas.

Empieza marcando las estrellas más brillante y luego las más tenues del centro hacia la periférica.  No pases por alto las estrellas más tenues, ni los asterismos (figuras regulares de estrellas).

Si estás dibujando un cúmulo abierto busca patrones o figuras que parezcan delinearse entre la multitud.  Esto te ayudará a identificar rápidamente en observaciones futuras.

Si hay alguna nebulosa involucrada, roza suavemente  el grafito sobre el papel y dispérsalo con la yema de tu dedo para producir una mancha similar a la nebulosa.  El borrador te servirá par definir los bordes de la mancha y eliminar excesos.

Con los cúmulos globulares, primero haz una mancha central, y luego añade las estrellas.
No olvides indicar en el borde del círculo hacia dónde está el norte y el oriente (dibuja una flechita y una inicial) si tienes duda de la orientación, desplaza el telescopio hacia el norte y observa  de que dirección van entrando las estrellas al campo. 

Repite la misma operación para medicar el oriente.  No te confíes en el sentido común, los telescopios invierten las imágenes.

No te preocupe por hacer una obra de arte.  No esta en concurso.  El valor de tus bocetos radicará en la información que contengan y en su influencia para agudizar tu vista.  Con la práctica serás un mejor observador, no necesariamente un mejor dibujante.

No te conformes con una sola experiencia.  De ser posible, vuelve a dibujar el mismo objeto algún tiempo después, y compara.  Posiblemente te sorprenda descubrir que captaste casualmente una estrella variable, una supernova o un asteroide. 

Galileo Galilei -con su pequeño telescopio- registró en un dibujo a Urano, creyéndolo una estrella.  Tuvieron que pasar cerca de 170 años para que Herschell lo descubriera al identificar positivamente como un planeta.

1 Comentario

  1. Excelente artículo. Localizar y observar objetos cuando están sobre la cabeza obliga a adoptar posturas forzadas e incómodas. Sugiero anotar también: lugar de observación, temperatura, y condiciones de visibilidad (se conocen con el nombre de seeing y existen tablas de valoración). Saludos desde Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here