“2009: AÑO INTERNACIONAL DE LA ASTRONOMÍA”… El Universo para que lo descubras”.

El año 1680, en una región de la constelación Cassiopeia, apareció una débil estrella que no era visible anteriormente y que aparentemente fue captada por el astrónomo inglés John Flamsteed. Tal estrella, era en realidad una supernova, que al parecer no fue tan brillante como las de 1572 y 1604, habiendo pasado prácticamente desapercibida. En la actualidad, en esa región del cielo se observa y estudian los remanentes o restos de tal estrella que, de acuerdo a las investigaciones, se encuentran a 11000 años luz de nuestro Sistema Solar. Estos remanentes tienen la característica de ser una fuente importante de ondas de radio, por lo que es conocida como Cassiopeia A, siendo una de las primeras radiofuentes descubiertas en 1947. Actualmente ese objeto es observado en todas las longitudes de onda.

“2009: AÑO INTERNACIONAL DE LA ASTRONOMÍA”… El Universo para que lo descubras. Contribución del Área de Astronomía de la Universidad de Sonora.